Si la empresa te ha despedido pero te adeuda cantidades, ya sea por salario, por vacaciones, por horas extras, por diferencias a consecuencia de tu categoría o similares, cuando te entreguen la carta de despido y el finiquito, te recomendamos que no firmes de conformidad