El pasado año se registraron en los tribunales españoles la cantidad de casi ciento veinte mil demandas de divorcio. Aun siendo una cantidad menor que las registradas en el año 2015, es un número muy significativo. Alrededor de diez mil doscientas demandas fueron relativas a