La Audiencia Provincial de Córdoba condena a una abogada a resarcir la cuantía de 3.000 euros a un cliente por no haber interpuesto en tiempo un recurso, que podía darle acceso a la segunda instancia a cliente y sobre todo al derecho de defensa. La