La convivencia con una nueva pareja extingue el derecho de uso de la vivienda familiar.

La convivencia con una nueva pareja extingue el derecho de uso de la vivienda familiar.

Quien haya obtenido en sentencia de divorcio la custodia de los hijos y el uso de la vivienda familiar, perderá el derecho a usar la vivienda si introduce en ella a otra persona con la que mantenga una relación sentimental estable. Así lo ha declarado la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, en sentencia de 20 de noviembre de 2018.

El Alto Tribunal entiende que el derecho de uso del domicilio familiar en favor del progenitor custodio de los hijos está condicionado a que se mantenga su carácter familiar, y dejará de tener tal carácter si un tercero entra a vivir en la vivienda en manifiesta relación estable de pareja con el excónyuge que se benefició de su uso tras divorciarse.

           Según se declara en la sentencia, “no se niega que al amparo del derecho a la libertad personal y al libre desarrollo de la personalidad se puedan establecer nuevas relaciones de pareja con quien se estime conveniente, lo que se cuestiona es que esta libertad se utilice en perjuicio de otros, en este caso del progenitor no custodio. Una nueva relación de pareja, tras la ruptura del matrimonio, tiene evidente influencia en la pensión compensatoria, en el derecho a permanecer en la casa familiar e incluso en el interés de los hijos, desde el momento en que introduce elementos de valoración distintos de los que se tuvieron en cuenta inicialmente y que, en relación a lo que aquí se cuestiona, se deberán tener en cuenta, sin perder de vista ese interés de los hijos”.

         De acuerdo con la sentencia, el interés de los hijos menores quedará salvaguardado siempre que “se les proporcione una vivienda que cubra las necesidades de alojamiento en condiciones de dignidad y decoro”.

La principal consecuencia de perder el derecho de uso será que los ex cónyuges se verán forzados a llegar a un nuevo acuerdo sobre el uso y la propiedad de la vivienda una vez disuelta la sociedad de gananciales, y de no llegarse a un acuerdo, cualquiera de ellos podrá exigirle al otro que se venda el inmueble y se reparta el precio obtenido.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Noticias-Judiciales/El-Tribunal-Supremo-dictamina-que-la-convivencia-de-uno-de-los-conyuges-con-una-nueva-pareja-extingue-el-derecho-de-uso-de-la-vivienda-familiar-tras-el-divorcio

 

leyabogados
Share
This