Las horas extras que realizan los trabajadores tienen que ser voluntarias y se deben computarse cada día para que puedan ser compensadas. La ley establece que las empresas tienen que abonarlas o resarcirlas con tiempo de descanso en los cuatro meses siguientes a su realización. En