Cuando una pareja con hijos (sin que haya mediado matrimonio) decide terminar su relación, es necesario regular mediante un CONVENIO las medidas paterno filiales y económicas sobre los hijos. Estas medidas regulan los efectos respecto de los hijos comunes derivadas de una ruptura de pareja.